Crónica Nochevieja 2019

Crónica Nochevieja 2019

La peña de jovenes de la Puebla de Fantova, se propuso dar vida al pueblo en la última noche del año.

Con toda su ilusión, los jóvenes comunicaron a los vecinos su idea de celebrar todos juntos la nochevieja, esperaron la aceptación de los vecinos para comenzar a preparar todo lo necesario para esta noche.

Era fácil, contaban con el local de las escuelas, rehabilitado para este tipo de eventos. Encontraron un catering y un distribuidor de bebidas para que no faltará nada. Aún así ellos se tuvieron que encargar de buscar uvas, cava, menaje. Montar la decoración, la música y como no la televisión para no perderse las campanadas.

Todo estaba organizado, la gente ilusionada y con muchas ganas de participar en esta nueva iniciativa, pero también había nervios, todos querían que todo saliera bien, que todo el mundo estuviera contento.

El inconveniente vino con las quejas del distribuidor de bebidas y el catering. La carretera, llena de socavones, y en un estado lamentable, hacia toda una odisea para ellos llevar al pueblo los productos en buen estado. Los agujeros, por las lluvias de la temporada estaban cubiertos de agua y no permitían divisarlo con tiempo suficiente para reaccionar y esquivarlos, por lo que las ruedas sufrían grandes golpes, precisamente no son pequeños y no separados haciendo difícil la circulación por esta vía. En este caso, no había nada que hacer. Ya que el alcalde de este pueblo lleva muchísimos años, luchando con uñas y dientes por tener una carretera digna para este pequeño y maravilloso pueblo. Los jóvenes, para apoyar al alcalde en su lucha, se personaron en el Ayuntamiento de Graus para recoger hojas de reclamaciones, las cuales pusieron a disposición de los vecinos antes de la cena.
Problema – En vías de solucionarse

Centrándonos en la noche en cuestión, poco a poco fueron llegan los vecinos a las Escuelas, a tomar algo antes de cenar. Todo fue sobre la marcha y una vez todos sentados, los jóvenes comenzaron a servir la cena, todo el mundo estaba encantado, todo estaba riquísimo y entre risas, canciones y fotos la cena se alargo hasta las campanadas. Todos concentrados en comerse las uvas, no atragantarse y seguir el ritmo de las campanas…Feliz Año! Solo quedaba dar dos besos a cada vecino para que empezara el año mejor de que lo había terminado, por lo menos este año lo empezábamos juntos todos!

La noche continuo con el photocall, donde primero por casas, luego por grupos de amigos, todas las mujeres, todos los hombre y todos los niños fueron posando durante un largo rato, casi casí pidiendo vez para hacer la foto que querian.

La noche termino con el baile, música elegida para cada momento que los organizadores habían estado preparando durante todo el mes para complacer a todos, en mayor medida adaptándose a los gustos de todos, pasodobles, rancheras, música de los 80, rock, pachangueo… hasta que el cuerpo aguanto

Una forma genial de comenzar el 2020! Ahora a pensar en el siguiente evento..