Gastronomía

 
  • No se puede decir que exista una gastronomía propia de La Puebla de Fantova, pero lo que si es cierto es que las variedades de un mismo producto típico de la comarca, tienen en cada localidad un sello especial.
    Productos derivados del cerdo: longaniza, morcilla, tortetas, tienen además la seña de identidad de cada casa.
    Productos derivados del cordero: son típicas las chiretas: elaboradas con tripa y menuceles de cordero, arroz y distintas especias.
  • Las setas son muy apreciadas y utilizadas: Peberón (robellón), rosiñol, llanega, etc.
  • La trufa se usa en la cocina como elemento distintivo y potenciador del sabor de un plato. Apreciada en guisos de carne de todo tipo.

Trufa negra
  • Forma parte de la gastronomía de una manera interesante la caza, cada vez más escasa sobre todo la codorniz, perdiz, conejo, etc. De un tiempo a esta parte han aumentado de forma espectacular el número de ejemplares de jabalí, los cuales son objeto de numerosas batidas de caza, aunque se trata de un tipo de carne de no demasiado interés gastronómico.
  • Animales de corral (pollo, gallina, conejo, etc) junto con productos hortofrutícolas, siempre en cada casa a modo de autoconsumo, completan la base gastronómica.
  • Para terminar, hay que hacer mención especial a la repostería  que tiene sus manifestaciones según la época del año. Turrones caseros elaborados únicamente con almendras y miel, los carquiñols también a base de almendras y los crespillos  elaborados con hojas de borraja o de espinacas son postres típicos de invierno. Bizcochos de todas clases, rellenos o no, elaborados con harina  y huevo, flanes, tartas de queso, rosquillas, etc, constituyen un elenco de manjares ante los que nadie se puede resistir.

Repostería de La Puebla

Ir al inicio