Gentes de antes

 
  • En el verano de 1495 Fernando el Católico mandó convocar a las Cortes de Aragón ante el peligro de invasión del rey Carlos VIII de Francia, y para acordar el impuesto de las sisa, para lo que era necesario hacer un registro o censo de los fuegos de Reino para saber el estado de la población y los tributos que se podían cobrar a cada uno. Como fuego se entiende el conjunto de todas aquellas personas que habitan una casa y toman la despensa de un superior o pater familias con lo cual, solo se registraba el cabeza de familia, sin ofrecer datos relativos a las personas que convivían con él, mujeres, hijos y nietos, abuelos, tiones, pastores, criados… si bien podemos hacernos una idea aproximada del número que habitantes con los que contaba una población, a razón de 5 a 10 personas por fuego, o casa.
  • El censo se realizó a través de una Comisión Real que debía registrar todos los fuegos individualmente, casa por casa, así se dividió el territorio aragonés en sobrecudillas (las que conocemos actualmente como comarcas), con la asistencia de un notario que certificara lo que allí se registró y apuntara las incidencias que ocurrían. A través de este censo nos hacemos una            idea de la sociedad, de la economía, de la lengua, de la toponimia y de la forma de vida de nuestros antepasados a través de los nombres de las personas que aquí habitaron, La sobrecudilla de Ribagorza era un territorio histórico, con la población de Graus como capital, con 143 fuegos, los mismos que tenía la ciudad de Jaca en ese momento. Esta sobrecudilla fue la que más se opuso al registro de los fuegos, sabiendo que significaba el pago de impuestos, dando lugar a varios altercados que hicieron de la investigación de esta zona la más difícil de todas las de Aragón.
                                                                    

Escudo de Pariz
  •  El resultado de esta investigación realizada por Antonio Serrano Montalvo se conserva en el Archivo de la Diputación Provincial de Zaragoza. El correspondiente a la sobrecudilla de Ribagorza está escrito sobre pergamino, encuadernado en becerro con ornamentación geométrica y clavos metálicos.
  • El resultado de esta investigación realizada por Antonio Serrano Montalvo se conserva en el Archivo de la Diputación Provincial de Zaragoza. El correspondiente a la sobrecudilla de Ribagorza está escrito sobre pergamino, encuadernado en becerro con ornamentación geométrica y clavos metálicos.

FONTOVA/FANTOVA

  • 14 de noviembre de 1495
    Jurados de la Pobla de Fantova e de Fontova: Frances de la Tovenya e Joan Ros. Vecinos de la Pobla de Fontova: Bertholomeu Almella e Anton Matheu.
  • Testigos: Los mismos
                                  
Mossen Blasco, rector por el Mossen Bernat
Mossen Joan de la Era
Mossen Pere Boren
Mossen Paricio
Mossen Antoni Castanys, esta por Mossen Bertolomeu Frontons
Antoni del Rabal
Pere Texidor
Ramon el Puyal, en un mas
Johan de Bayona, en mas
Pere del Rey, en Cuadra Dobarra
Pere Daguilar, en Codoliba
Miguel Daguilar, alli mismo
Pere de Fon de Villa, alli
Jaume de Baldeou, en La Solana
Johan de Santa Maria
Johan de la Espona, aldea
Pere de la Plana, en Lauri
Bringuer de Plano, en Palacio
Anthoni Matheu
Pascual de Marinyosa, en Marinyosa
Ramon de Giro, en la Pobla

LA POBLA DE FONTOBA/ LA PUEBLA DE FANTOBA

  • 14 de Noviembre de 1495
    Jurados: Frances de la Tovenya, Joan Ros, Bertholomeu Almella, Anthoni Matheu
  • Testigos: Los mismos
                                  
Ramon de Giro
Johan de Parici
Pere Dolin
Bertholomeu Aniella
Ramon Funias
Bernat de Ciutat
Pere de Santa Creu
Pere de Paull
Johan Ros
Johan de Casials
Antoni Parici, mayor, miserable
Guillem Rabal, miserable
Johan del Torroent, miserable
Pere de Clara, miserable
Hun Ferrando, forastero
Antoni Coscolla, miserable
Peret Dolina, miserable
Jayme Coner, dize que se ha de yr luego
La viuda de Solana, por Dios
Bernat Daguilar, por Dios
La viuda de Pierrot, por Dios
Franci Felip, por Dios
La viuda de Fallient, por Dios
Las Masadas
Johan Ferrat de lo Escallo
Antoni del Pueyo, de alli
Pere Salinas, miserable
Frances de la Tovenya
Antoni Ferrada, en la Matosa
Antoni Cap de Biu, allí
Johan de la Miranda, en Almozara
Nadart de Salanova, miserable
  • Hay que tener en cuenta varios aspectos a conocer para apreciar estos datos:
    -Las personas que realizaron el registro no hablaban el mismo lenguaje que se utilizaba en la Ribagorza, con lo cual escribieron los nombres propios y la toponimia tal cual les sonaba, sin que las personas a las que entrevistaban pudieran ayudarles, dado que el índice de analfabetismo era total.
    -Todavía no existían unas reglas ortográficas claras, así se observan h intercaladas, ausencia de la letra b y de la letra ñ, nombres que aparecen con variaciones gráficas… como Lauri (Laude), Marinyosa (Mariñosa) Así como la forma tosca de expresarse (hun gascon que sa de yr luego).
    -El censo registra hasta lo que calificaríamos como clase media-baja, que son llamados pobres, o que tienen escasos recursos, muy abundantes en esa época. Los pobres, en el censo, se registran con varias denominaciones sin que esté claro que tipo de grado de precariedad tienen, vemos los calificativos de pobre, muy pobre, pobre que no tiene res, pobre ignorante, por Dios, ciego pobre, pobre loco, pobre preso y miserable entre otros calificativos.

 

Ir al inicio