Seguimos aquí, no reblamos

Seguimos aquí, no reblamos

La Puebla de Fantova resiste a todos los envistes, incluso al que estamos viviendo en la actualidad con la crisis sanitaria.

Sobrevivió a Filomena, cuando todas las calles se convirtieron en pistas de esquí y las plazas en campos de combate de bolas de nieve.

También a los cambios en el acceso al pueblo, que parecía imposible pero ya las obras llegan a su fin.

Además también traemos noticias nuevas y las iréis conociendo poco a poco, así que atentos a la web. Para ir abriendo boca, os invitamos a conocer nuestra cuenta de Instagram

Os dejamos algunas de las fotos que nos han ido llegando: